Presentación

Promoviendo la Paz en Colombia

El 7 de agosto del 2018 se posesionó el presidente electo Iván Duque Márquez y hay expectativa por el futuro del Acuerdo de Paz y los cambios que el nuevo gobierno de Colombia ha anunciado en torno a la implementación de este pacto firmado para asegurar la terminación del conflicto armado y promover la construcción de una paz estable y duradera.

El nuevo presidente ha anunciado modificaciones a las iniciativas normativas que dan cumplimiento al texto del Acuerdo de Paz y hay preocupación por los avances, obstáculos y retrocesos en su implementación.

El Acuerdo Final fue depositado ante el Consejo Federal Suizo en Berna en el marco de las normas del Derecho Internacional Humanitario y ante el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas como garante de su cumplimiento.

Los gobiernos de Noruega, Chile, Venezuela y Cuba ejercieron como facilitadores y garantes del Acuerdo y diversos gobiernos e instituciones de la Unión Europea han manifestado apoyo político y económico para su plena realización.

De la ratificación del Acuerdo de Paz se deriva el compromiso del Estado para la implementación y su voluntad de construir una paz estable y duradera ante la comunidad internacional.

La implementación del Acuerdo debe ser la prioridad de una política pública de paz, tal y como lo ordenó, mediante sentencia, la Corte Constitucional de Colombia.

En este contexto, las organizaciones de sociedad civil europeas y colombianas juntan esfuerzos para convocar una Conferencia Internacional en Bruselas en noviembre de 2018. Es una reunión abierta a los gobiernos e instituciones europeas y organismos internacionales involucrados en la causa superior de la Paz de Colombia.

Una iniciativa de la sociedad civil para la Paz 

Un antecedente de diplomacia ciudadana por la paz de Colombia ocurrió en el año 2000, cuando se iniciaba el Plan Colombia y estaba en peligro el proceso del Caguán. Diversas organizaciones de sociedad civil de Colombia, Europa, Estados Unidos y Canadá realizaron en octubre una Conferencia Internacional en Costa Rica. Esta conferencia reunió delegados de 36 países, de organismos internacionales y una representación plural y diversa de la sociedad civil colombiana. Fue un esfuerzo exitoso y reconocido en su momento como una experiencia positiva en la construcción de la Paz.

La Conferencia Europea de Seguimiento a la Paz de Colombia se concibe como una iniciativa de sociedad civil europea y colombiana, con presencia de representantes de gobiernos y de instituciones de Europa, con el objetivo de contribuir a la construcción de una paz estable y duradera a través del seguimiento a la implementación del Acuerdo de Paz. Es una nueva iniciativa de diplomacia ciudadana por la paz.

La Conferencia debe conocer un informe del nuevo gobierno colombiano sobre el Acuerdo y su implementación en el marco de los compromisos asumidos por el Estado y conocer los avances, obstáculos y desafíos tanto del Fondo Fiduciario de la Unión Europea para Colombia como de los diversos mecanismos de cooperación europea para la paz, en el marco de la transición de mandato.

La Conferencia debe conocer el estado de la implementación en términos normativos (constitucionales y legales) y la disposición del nuevo Gobierno y el nuevo Congreso para avanzar en los compromisos adquiridos.

La Conferencia conocerá diversos informes nacionales e internacionales sobre la implementación del Acuerdo, dos años después de su firma por parte del presidente y Juan Manuel Santos y el jefe de las FARC-EP Rodrigo Londoño.

Este es un primer documento de presentación de la Conferencia. Un documento de presentación en construcción, consulta y revisión con las organizaciones europeas y colombianas que participarán de este proceso.